Reflexiones de farra (I)

abril 4, 2010

“La discusiones de política son como el patxaran: para la sobremesa están bien, pero de farra cansan demasiado”

El señor Morado inspirado por la decimoquinta hora de farra.-

Ingen förstår svenska (II)

mayo 6, 2009

NATT  2

Nunca lo podré olvidar. Esa imagen ha sido grabada a fuego en mi mente. Reposa en la parte derecha de mi cerebro junto otra míticas imágenes como el primer caracol muerto que vi o la primera hormiga que purgué.  Era un edificio gris, no sé exactamente que tono de gris, pero creo que estaría cerca del 156. Todas sus ventanas estaban protegidas por barrotes de metalumino cálcico. La puerta blindada podría soportar incluso el más mortífero de los cabezazos del señor rojo.  Según atravesabas el umbral un mostrador enorme te daba la fría bienvenida. A ambos lados había un par de indignantes rollos rojos de coja su puto ticket. Cola para eso también. No me jodas. Como en la puta charcutería del barrio. Dentro de poco tendremos que hacer cola hasta para ir al matadero. De todas formas lo peor sin duda alguna era ese ambiente extrañamente lúgubre  que lo impregnaba todo.

No me jodas. No me jodas. Que se me hincha la vena. Arrrghhh. Flop, flop. El señor negro me había avisado con anterioridad, pero oírlo es una cosa y sufrirlo es otra bien distinta. Se supone que los SystemBulaget (así es como se llamaba el dichoso antro) son el único establecimiento autorizado para la venta de bebidas alcohólicas que contengan una graduación mayor de 3.5º. Un brick de vino 5€. La vena de la rabia se me hincha hasta parecer morcilla de kurrintxo… Flop, Flop. Lo que me faltaba que no me dejen emborracharme cuando y donde quiera. ¿Y como pretenden que soportemos a todos esos gilipollas? Indignación.

Después de esta traumática experiencia volvimos al albergue. Kalimotxo one more time. Hay cosas que no cambian gracias a Don Manuel. A la vista de que los bares que frecuentamos la última noche no eran muy de nuestro estilo decidimos probar suerte con un garito que tenía el atractivo nombre de  KGB.  La decoración ere excelente, daban ganas de coger una AK-47 y salir a la calle a purgar gilipollas con solo dar una vuelta por el bar. Aii, pero no es pelo sobaquil todo lo que reluce. Como siempre había un problema, no era su día fuerte. No había más que cuadrillas de ikeas/os tomando  unas garimbillas. Así que recogimos bártulos y nos encaminamos sin rumbo esperando encontrar un oasis en el desierto. Y por una vez, lo encontramos. Allí estaba, un Rock-karaoke. Es una de esas situaciones  que consiguen que se te ponga dura sin necesidad de contacto carnal.

Enfermizo garito con birra sueca a un precio módico (teniendo en cuenta que es un país donde se paga la farra con tarjeta de crédito). Al fondo un escenario, en la mesa de mezclas un autentico hevorro con afeitado a lo MotorHead. En vez de carta de vinos tenían una lista que abarcaba casi todas las canciones de rock de la historia. Se podía cantar casi cualquier canción de rock que uno gustara. Ainsss, la noche prometía. Y en general estuvo bastante bien. Mas, como siempre hubo algún problemilla: los gilipollas.

  • Gilipollas numero 1: La payasa melosa que no se le ocurre  otra cosa que cantar “Hurt” a las 2 de la mañana en el puto punto más álgido del pedal. ¿Y para qué? ¿Para un polvo de mierda con el inglés come alubias? No merecía la pena.
  • Gilipollas numero 2: El/La negro/a que intentó ligar con el señor Negro a base de darle latigazos con unas extensiones de pelo coño.

Y así concluyó la noche. Entre cebada y guitarras eléctricas. Pero no quiero cerrar este post sin antes mandar un caluroso saludo a un amigo que conocí en ese bar: Gunter. Ese amable rubio bonachón de 2 metros y aspecto de Vikingo (¿O electro vikingo?) que tan amablemente me acariciaba el muslo de mi pierna seguramente atraído por el magnético sonido de mi voz.

LJUS 2

Más turismo. Para más información podéis visitar Google Earth.

No sé que coñó es.

No sé que coñó es.

Ingen förstår svenska (I)

mayo 5, 2009

NATT 1

Un brick de vino. Un poco de Coca-Cola. Risas. Recuerdos de tiempos mejores aderezados con las inevitables anécdotas de los últimos meses. Risas. Alcohol. Parece que todavía nos siguen ocurriendo cosas interesantes, todavía. 24:00, primera excursión en busca de un bar. Nos equivocamos de zona. Hay cerveza, hay blackjack, pero no es nuestro ambiente. Todo esto me suena. Rememoramos esa extraña sensación que se siente cuando absolutamente todas las personas de un bar te miran agresivamente invitándote con ello a que amablemente abandones el establecimiento. Aun así resistimos con orgullo y terminamos la cerveza. Como buenos soldados de la birra y con ansias de alimentar un poco más la resaca del día siguiente  cogemos un taxi que nos deja en la puerta del garito más “superguachin” de Stockholm. Dos seguratas de esos que te recuerdan que el hombre viene del mono fijan su mirada asesina en nuestras débiles carnes en cuanto nos bajamos del taxi. Hay terciopelo rojo.

-Señor Morado, este no es nuestro sitio.- me comenta un decepcionado señor Negro.

-Bueno, ya lo se. Pero necesito carburante- contesto intentando expresar algo de esperanza.

HTTP Error à 406 “Not aceptable”. 15 segundos después ya nos habían echado, si tan siquiera dejarnos entrar. Ni mis gafas de pasta, ni mi afeitado intelectual, ni la pose del señor negro, si sus elegante vestimenta. Nada es suficiente para el elitismo cubatil.

LJUS 1

Turismo y mucha nieve por todas partes.  Sin guía y sin mapa encontramos todo lo necesario para poder sentirnos mejor pensando que beber no es lo único que sabemos hacer. Suficiente para enseñar a las familias y que sigan pensando que todo el dinero que nos suministran es por el bien de nuestra educación. Kar, kar…

Marichalar & Don Manuel (Men in Black)

abril 4, 2009

Es un época oscura, una crisis como nunca se había conocido antes azota al país. El número de parados crece y crece a un ritmo incluso superior al de las pelusas de mi cuarto. La inflación insostenible crece sin parar cual almorrana en caldo de chile. Las hipotecas ejemplo de prosperidad y portadoras de esperanzas en el pasado se convierten poco a poco en un yugo que estrangula a la cansada sociedad. Hace meses que en la bolsa no se vislumbra un número que no sea de otro color que de los morritos de Carmen de Mairena. Los comedores para vagabundos son prácticamente identificables desde la luna gracias a la serpiente humana que espera su turno por un tazón de judías rancias. El desequilibrio es tal que las ciudades están sumergidas en el kaos (escribo con k porque soy punk) total. La antes tan respetada ley (“Yo soy ertzaina, pero de tráfico, eh?”) murió el mismo día en el que las comisarias y carceles fueron arrasadas y ocupadas por seguidoras de la A.M.F (Asociación de Madres Freaks); con el único objetivo de que sus hijos pudieran terminar sus inacabadas partidas al WOW. Panorama negro, negro como la mierda kalimotxora de los domingos, negro como el petróleo.

Aun así, estén tranquilos lectores, el gobierno no se da por vecino. No pueden dejar a sus clientes ciudadanos en la estacada. Ellos no funcionan así. Por lo que me han confirmado mis fuentes la solución está en camino. El gobierno ha reunido los pocos millones de euros que aún quedan en las arcas estatales y lo han invertido todo en formar un grupo de combate conocido como MEN IN BLACK. Un grupo que no existirá en ningún documento oficial pero que tendrá licencia para hacer todo lo necesario para restablecer el orden de las ciudades. Tendrá incluso capacidad para reformar la constitución si esto fuera necesario. Estará equipado con las últimas tecnologías del estado como el botijo metralleta o el submarino de papel de periódico. Submarino por cierto hecho con las mejores hojas del mercado, ABC como no. Y ahora os estaréis preguntando quienes serían los encargados de tal hazaña, ¿no?. Pues, son los dos únicos seres humanos capaces de llevar acabo tan difícil misión: Marichalar “El equilibrista” y Don Manuel “El gallego atómico”.

Los dos agentes secretos desde la creación de la CIA allá por 1980 son hombre que atesoran una enorme experiencia. Forman pareja desde hace más de 10 años y han participado en los últimos éxitos más relevantes de la inteligencia estatal como la invasión de perejil, la conquista de las vascongadas o la invasión de Matxitxako.

Marichalar como siempre hará uso de su mega-patinete supersónico para poder llegar de parte a parte de la península en menos tiempo del que tarda en atarse los cordones(unos 10 minutos). Además, gracias a un acuerdo de última hora podría utilizar también su capa de invisibilidad que le fue retirada dos años antes por utilizarla para colarse en los vestuarios de las legionarias para hacerse pajillas mientras estas se duchaban.

Don Manuel en cambio seguirá fiel a su estilo más clásico y continuará disfrutando el cuerpo a cuerpo. Aunque cualquiera que haya probado su patada de cojera doble sabrá que no necesita nada más para poder tumbar a cualquiera. O sino siempre podrá recurrir a su ataque de saliva al grito de: ¡Babas fuera!. Además no debemos olvidar que según una leyenda aquel baño en gallumbos en la playa de palomares le confirió poderes extraordinarios. Algunos dicen que puede estar hasta 2 meses sin cagar. Guau!

Por todo ello pueden estar tranquilos ciudadanos de Hispanaville. Estos dos hombres, estas dos maquinas bien engrasadas, estos dos amantes de la simetría limpiaran su ciudad antes de que puedan pestañear. Ellos son: “Loj hojbresj de Negro”.

La simetría nunca volvera a ser lo mismo.

La simetría nunca volvera a ser lo mismo.

P.D. Imagén enviada por el Ministro del Fototxoft: Señor Rosa. (Thank you, one more time).

Venecia: El desenlace

abril 3, 2009

Descripción del atuendo de las personas que tomaron parte en el asalto a la ciudad con olor a orinal de la guerra civil. También por otros conocida como la ciudad de los canales con olor a orín.

Señor rojo: Llevaba un disfraz del tipo borracho gracioso, con un look de esos que hacen que la gente se giré y diga: ¡Ayy, mira que majo! El disfraz se componía de una peluca morada de corte pulp fiction, un antifaz de terciopelo verde y un sombre de copa también de terciopelo. Blue velvet….

Señora naranja, el señor marrón y yo íbamos de calle, sport y casual respectivamente.

Señor rosa. Para esta ocasión había escogido un modelito que le hacía parecer una especie de mezcla entre un jorobado de Notre Dame gótico y un pastor del Gorbea.

Los guardaespaldas del señor rosa la señora YONO y el temible Tres brazos no iban disfrazados.

“Salimos de la estación. Tres gilipollas por metro cuadrado. Quince minutos después parada para mear. Kalimotxo. Un posible atajo para llegar a la plaza San Marcos. 6 gilipollas por metro cuadrado. 1 hora. Paradita para cenar. Huele a orín. Alcohol. Jamón, queso y pan Bimbo. Primer caído en la batalla: mi balón. Incremento exponencial: 25 gilipollas por metro cuadrado. Piazza Santa Margherita. Drum and bass mezclado con algo que podía ser perfectamente el fary. Bum, Bum. Ayy, torito. Una bandera de Extremadura. Retrocedemos doscientos metros. Huele a pies.50 gilipollas por metro cuadrado. Excursión a San Marcos. 100 gilipollas por metro cuadrado. Típicos percusionistas. Bum. Bum. Kalimotxo. Caminamos. Pastorala. Orinales. En el rincón del amor no hay amor solo sexo. Kalimotxo. Dirección equivocada. Vuelta a piazza Santa Margherita. 80 gilipollas por metro cuadrado. Kalimotxo. Bum. Bum. 04:30. Vuelta a la estación. Una niebla del carajo. No me veo ni mis dioptrías. Llegamos a la estación.”

Los primeros en llegar a la estación fuimos la señora naranja y yo. Llegamos media hora antes de que saliera el tren. Aun así, observamos que ya había gente dentro y utilizando nuestra astucia canina descubrimos que la gente se colaba por la ventana. Tras demostrar que era capaz de estamparme contra el vagón sin romperme ningún hueso y después de despertar hasta a Jesucristo un pailazo me dice que puedo apoyar el pie en una especia de saliente. Lo consigo. La señora naranja también. Al de 10 minutos viene el señor marrón. Al de 15 minutos el señor F. Al de 20 el señor rojo. Son así. Independientes como la Justicia (Chiste político: kar, kar, kar…). No hay señal ni del señor rosa ni de sus acompañantes. Y el tren partió sin el señor rosa. Se quedó olvidado en algún rincón de Venecia junto con sus amigos. Pero no os preocupéis queridos lectores porque al final y después de secuestrar dos trolebuses, un tanque y una oveja consiguió llegar a Trento sano y salvo.

P.D.: Premio de pañal usado a los mejores disfraces:

1.-Los tíos que parecía que estaban metidos en cajas y eran llevados por otros zagales.

2.- Pacman.

3.-El cara caballo. Porque me da un miedo del carajo (como ese escaparate maldito del casco viejo…).

50 gilipollas por metro cuadrado.

50 gilipollas por metro cuadrado.

Se parece al cara cuto de Saw. Spooky.

Se parece al cara cuto de Saw. Spooky.

Carnavales de Venecia (Acto I: El viaje)

febrero 28, 2009

Sentados en la cocina devorábamos carne, devorábamos carne el señor rojo, la señora naranja y yo. Nótese que la señora naranja es una fémina y que por lo tanto yo también estoy en la vanguardia de la tolerancia y en primera fila de la lucha por la igualdad.

Después de este pequeño apunte políticosubencional sigamos. Una cocina, dos Erasmus, una visita. De repente, cual pedo que anima un viaje en coche con las ventanillas cerradas, el señor rojo susurró educadamente:

-¿Porqué no vamos hoy a Venecia?

-¿Habrá farra seguro?- preguntó desconfiada la señora naranja.

-Sí, lo han confirmado las hordas rojas que habitan en la casa joven de la Magdalena. – aclaré.

-¿Vamos a pasar la tarde noche? Podemos hacer merienda cena en el tren.- propuso el señor rojo.

-Guatxi piruchi.- comentó con alegría la señora naranja.

Terminamos de comer, fregamos, nos duchamos y nos preparamos en tan solo 30 minutos. No había tiempo para más. Se realizaron las llamadas pertinentes al señor marrón y al señor F. y quedamos en vernos a las 17:00 en la estación de tren para coger el expreso que nos llevaría a la ciudad de los canales que huelen a pedo de perro mojado.

El tren llegó puntual cual gentleman británico. Algo bastante extraño en estas latitudes. Anduvimos hacia delante, anduvimos hacia atrás, recorrimos un vagón., luego otro, y luego otro más para al final sentarnos en el puto mísero suelo. Cada uno de nosotros ocupaba una de esos pequeños asientos abatibles que están en la zona de las puertas de los vagones. Esa mierda de asientos para culitos corazón y en las que un buen culo pollo no entra y rebosa carne por ambos lados. Sí, una mierda de asientos de esos. Además solo había cuatro así que la señora naranja se tuvo que sentar en el suelo. Eso sí, muy digna ella sentada sobre un mantita color heroína.

Pasamos una hora de viaje mirándonos las caras y observando la postura pintoresca del señor F. mientras intentaba dormir con las piernas cruzadas y un rostro angelical. ¡Aiii, Dios, qué bonico es cuando duerme!. Hora y media después estábamos en Verona y debíamos esperar otra hora más para coger el tren que nos llevaría definitivamente a Venecia. Decidimos salir fuera a empezar a echar unos litros que no a hacer botellón (por favor que alguien cree un grupo en faceboom pare desterrar ese nombre del panorama juvenil). Era un buen momento para la merienda cena. Abrí la mochila y me dispuse a preparar unos bocadillos a mis compañeros de viaje con el material que previamente había cogido de casa. Entonces vacío, vació, vació…

-Me caguen mi puta vida y cada furúnculo piloso que lo compone. ¡Corcholis! ¡Carambolas!- grité desesperadamente.

-¿Guots ap bró?- me preguntó el señor rojo.

-Nada, que simplemente nos hemos olvidado la comida en casa.- expuse utilizando la primera persona del plural para intentar ocultar el hecho de que había sido yo el que se la había olvidado.

– No pasa nada. Estamos en Verona (Romea and Juliet) seguro que hay un supermercado cerca. Necesito un voluntario. Aquel valeroso soldado que esté dispuesta a cruzar las líneas enemigas que dé un paso al frente.- gritó el señor rojo asumiendo el papel de coronel.

El señor F., valeroso y enérgico como ninguno, sorprendió a todos con un masculino paso al frente.

-¿Quién le acompaña?- Comentó con dulzura el señor rojo.

Imagen mental. Kri, kri, kri, kri, kri… Un matojo surca el desierto girando sobre sí mismo mientras de fondo se oye: fiuuuhhhhhhh.

-Está bien, lo sortearemos.- aclaró el señor rojo.

Los siguientes 20 minutos los resumo comentando que sorprendentemente me tocó a mí acompañar al señor F. Mochila en mano surcamos los suburbios mas apestosos de la una ciudad del mundo donde se adora un pecho. A pesar de lo hombres que somos y rompiendo tópicos, nos rebajamos y renegando de nuestra sexualidad preguntábamos a los viandantes que nos cruzábamos por la localización de un supermercado. Por cierto, deberían empalar y después cocinar con cientos de mecherillos de los chinos a todos esos subnormales que intentan explicarte donde esta un lugar sin tener ni puta idea de ello solo para quedar bien. ¡Empalamiento ya!.¡Empalamiento ya!. He dicho.

Al final, lo encontramos. 35 euros en comida y vuelta al tren.

Esta vez tampoco cogimos sitios. Como diría alguna que yo sé no fuimos suficientemente jubiletas. Oh, los jubiletas que gran raza. En el tren hasta Venecia, alcohol, guerra, chorradas, alcohol, guerra, visitas al baño, alcohol. Sobre las 9 y media llegamos a Venecia. Menuda peste con la mierda de los canales, era peor que la ría de Bilbao en época Punk.

    En primer plano bolsas del supermercado Sigma. Detrás algunos espontáneos.

En primer plano bolsas del supermercado Sigma. Detrás algunos espontáneos.

Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

El señor F. meditando sobre como alcanzar sus objetivos. (a.k.a. durmiendo)

Última hora de Trento. Peligrosa familia hebrea detenida

febrero 8, 2009

Según las últimas noticias que nos llegan de la agencia EFE, se habría producido una importante detención en las inmediaciones de la piazza del Duomo. En un principio se trataría de la más famosa y peligrosa de todas las familias hebreas. Según el informe facilitado por la Guardia Vigil el padre y cabeza de familia, cuyas iníciales corresponden a las de J.A. y su mujer L.V.M. utilizaban los pañales de su pequeño para transportar enormes cantidades de droga desde su pesebre de Belén hacia Europa. Una vez en Europa la droga era distribuida por sus doce colaboradores más cercanos también conocidos como los apóstoles. El Teniente Bigotillos McFly, jefe al cargo de la operación “Judío que te pilló”, opina que este puede haber sido uno de los más grandes decomisos de la historia. La cantidad de droga incautada ronda la impresionante cifra de las 4 toneladas y podría alcanzar en el mercado la no menos increíble cantidad de los cuatro mil millones de jesuses.

La familia usaba como segunda residencia una catedral situada en los Alpes italianos en la ciudad de Trento. Por lo que nos han contado nuestros colegas de “El corriere de la Sega” los carabinitas están en estos momentos procediendo al registro de la catedral.

La Guardia Vigil llevaba más de 2000 años detrás de este peligroso clan hebreo. Nuestras fuentes más fidedignas han confirmado que el arresto se ha producido esta mañana gracias al chivatazo de un ayudante que hastiado de sufrir vejaciones por parte de la mula a decido contarlo todo a la policía. Su nombre es Judas, y a partir de hoy será conocido como Judas el Grande, ya que gracias a él se ha detenido a la más peligrosa familia hebrea jamás conocida, con excepción claro está de los Brady.

¿Donde esta mi camello?

¿Donde esta mi camello?

Remenbering (Sabino Arana)

febrero 1, 2009

No sé si lo habréis deducido por las anteriores entradas, pero tanto yo como mis compañeros de plastidecor estamos de Erasmus en un pequeño pueblo de un pequeño país de un pequeño continente. Y hoy es un día muy especial para nosotros. Es una fiesta de guardar. Es un día marcado en el calendario de cualquier Erasmus. No es un día normal, no es un día más. Hoy se cumplen se cumplen 125 años desde que el primer Erasmus piso tierra extranjera. Supongo que muchos lo desconoceréis, pero este primer estudiante de intercambio no fue otro que el gran Sabino Policarpo Arana Goiri.

Hombre, adelantado a su tiempo fue todo un experto rastrillador de pensamiento profundo. Como se cuenta en el libró “Sabino, llevarme por el buen camino” colaboró activamente en el diseño de este programa de intercambio estudiantil y fue testigo directo de establecer las conversaciones entre las universidades. Redactó numerosos artículos remarcando la importancia y la necesidad de tal programa. Realzó las virtudes del programa y los beneficios directos que obtendría la sociedad. Fue el enérgico represéntate del movimiento estudiantil hasta que por fin el programa fue aprobado por la junta escolar de las Vascongadas.

Al haber sido uno de los pilares que sustentaron el proyecto desde el principio y continuar a su lado hasta que este llegará a buen puerto, le fue concedido de el honor de ser el primer estudiante de intercambio erasmus. Sabino, paso días y noches paseando por las calles de su BIzcaya natal tratando de elegir la destinación adecuada para sus necesidades. Y la elegida fue (imaginese un redoble de tamboril)…. ¡¡Londrés!!. Ciudad que le atraía enormemente, y no solo por su clima o por la calidez de sus aguas, en realidad estaba profundamente enamorado de su gastronomía

Desde que llegó estuvo sumergido en el movimiento más vanguardista haciendo gala de su carácter católicofestico. Durante una de esas noche locura de fiesta conoció al que a la postre sería el bajista de su grupo, el señor Sed de Vicio. Junto a Sed y otros dos mindundis más (Mr. Egibar y Mr.Arzallus) formo el que sería el primer grupo punk de la historia: S.A. (a.k.a. Sabino Arana). Durante el año de intercambió dieron cientos de conciertos y incluso sufrieron el acoso de la corona británica que pretendió censurar sus canciones por que incitaban al consumo masivo de biblias vascas. A su vuelta a las vascongadas, reflejo su experiencia Erasmus en el libro “Arana, no me la gana”.

Por todo ello, hoy y en conmemoración de tal acontecimiento os traemos un pack de lujo remasterizado con el primer disco que lanzaron al mercado por el módico precio de 10 euskoz. Los pedidos se deben hacer a través de la dirección de correo jaungoikoaetalegizarra@gmail.com. Las 150 primeros pedidos recibirán de regalo un ikurriña firmada por sabino y unos calzoncillos que cuando necesitan ser limpiados cantan por soleares.

Sabino Arana

Sabino Arana

TrackList:

1-. Ocho apellidos vascos, eskerri asko.

2.- Rh negativo, no me olvido.

3.-euzkadi,zuri,gorrietaorlegi

4.-itzali mugikorra, erabili urrutizkina!

5.-Jeltzale eta errebelde!

6.-Desfase en el batzoki.

7.-Maketo ke te meto!

8.- Barba y revolución.

9.- Mea en mi estatua.

10.-Ni un carlista a la vista.

11.-Los pies negros, los huesos blancos.

Idea original: Señor Rosa.

Diseño de Portada: Señor Rosa.

Texto y paridas varias: Señor morado.

Erase una vez… (II)

enero 30, 2009

Retomemos el asunto de la fiesta rosa. Allí estábamos el comité de pie, enfrente de la puerta. Esperando a los invitados como en el más glamuroso pasamanos real que os podías imaginar. Recibimos uno a uno a los numerosos invitados: el señor eléctrico y su acompañante, Mr. Puglia, sujeto erasmus1, sujeto erasmus2, sujeto erasmus3, sujeto erasmus4, sujeto erasmus5… Vaya, habíamos fallado, la proporción resultante de Erasmus-Italia era de 20 a 1. Mierda. Coño. Joder. Teta. Culo. Caca. Pis. Pero bueno, aun así no pasa nada, simplemente que no somos tan populares como para que nuestra fuerza gravitacional atraiga a los hijos de Berlusconi, debemos comer más callos.

Pero, nada iba a arruinar nuestro ganas de fiesta (el señor marrón no libera su garito todos los días). El señor marrón conecto el DVD, música y a beber. A beber. Joy Division. Beber. Eskorbuto. Beber. Pachanga. Vomitar (por intentar ser tolerante). RATM. Beber. Tool. 10 minutos bebiendo. Pachanga. Diarrea. NIN. Beber y destruir.

Nada especial. Vino y Coca-Cola. Los hombres y el señor marrón bebieron whisky. Algún que otro intrépido como el señor amarillo Ron, pero no Brugal. Nada que reseñar. Típicos saltos, carcajadas, abrazos, tonterías, pintadas en cuerpos ajenos a cargo del señor rosa. Ningún misterio que desvelar, nada digno de contar, nada hasta que apareció él. Media unos 20 cm. Tenía un tapón negro como el ojete nui, un cuerpo blanco semen y un código de barras multicolor. Su aroma era exquisito, un aroma afrutado que me recordaba la Toscana. Nada más destaponarlo se destapaban los más bellos pensamientos y las dotes artísticas de quien lo portaba aumentaban exponencialmente convirtiéndolo en el Calatrava de la pintura. El señor rosa me lo presentó. No lo pude remediar. Lo agarré con fuerza y lo hice mío. Lo noté, noté como cada célula de mi cuerpo se fundía con cada micro-pigmento de su ser, como una fuerza desgarradora solo comparable con la fuerza ejercida por el pedo kalimotxero mañanero más virulento se apoderama de mi ser.

Antes de darme cuenta, allí estaba yo, utilizándolo para plasmar toda una serie de misteriosos garabatos que dejaban atónitos a los asistentes a la fiesta. Estaba como poseído, como drogado, bajo los influjos de aquello: un mono, una vaca, una girafa… Nada escapaba a mi arte. Cualquier reto que me lanzaba el público quedaba al instante batido, reflejado en la pared con una hiperrealismo digno de la mejor polaroid. Y entonces, cuando me hallaba a un paso del zenit de mi obra, de pasar a la posteridad, la jodí. Traspasé ese límite entre el arte y la mierda. Pinté la pared de casa del señor marrón. Error numero 1. Bajón.:

-Lo siento, se me fue.- dije.

-Tranquilo, casi no se ve.- me respondió el señor marrón sin mucha convicción.

En la confusión, alguien me lo arrebato de las manos. No puedo recordar nada más. Lo siguiente era observar como mi obra era profanada, como lo utilizaban, como lo manipulaban, para dibujar las impurezas más grandes que te puedas imaginar, mancillaron mi obra, y encima…. La jodieron. Él se enfado. No les gustaban sus nuevos dueños. Y la única salida que encontró fue la de pintar directamente las paredes del señor marrón para enfurecerlo y que así diese fin a la fiesta. Y así sucedió. A la tercera profanación de la pared, el señor marrón exploto en ira como grano de pus, apagó la música y nos mando a todos a tomar por culo. Cuando todo termino, el señor marón estaba paranoico, nosotros intentábamos calmarlo, pero estaba fuera de sí, como Marichalar cuando ve un escaparate de capas a mitad de precio en el que regalan un patinete por cada dos capas. Nada pudimos hacer. Fuimos despachados del paraíso. Y allí quedo mi obra inconclusa y mancillada sin ser dada a conocer. Cuando ya me dirigía hacia mi casa, lo noté. Me giré, y lo vi. Allí, estaba él el rotulador, sonriendo victorioso. En menos de una noche nos había dado y quitado todo.

-No más fiestas. Esta ha sido la última.- Concluyó el señor marrón.

¡¡Los artistas sois todos unos gambiteros!!

¡¡Los artistas sois todos unos gambiteros!!.- Grita el señor amarillo mientras enseña con orgullo el numero PIN de su móvil.

0.5+0.5=1

enero 26, 2009

Renovarse o morir. Quiero ser un moderno de la era digital, pero parece ser que hoy en día es necesario algo más que tener gafas de semi-pasta. En este mundo de la digitalización 2.0 hay que arriesgar, hay que buscar la innovación, hay que intentar ir un paso más allá. Por todo ello, y porque me sale la de la punta del carajo he decidido ampliar mi equipo de colaboradores que hasta hoy estaba tan solo formado por mí, el señor morado, y por las pelusas ombligueras que aleatoriamente se despiertan conmigo algunas mañanas de resaca.

Tras una ardua campaña de captación, en la cual he desplegado todos los medios a mi alcance (incluida mi simpatía), tras meses y meses de borracheras sumergidas en desesperadas búsquedas, tras llantos y lloros de desesperación por la ineptitud del mundo, al final he dado con el candidato idóneo: el señor rosa.

A lo mejor no os parece un nombre muy original pero por lo menos no es el nombre de algún puto hombre santificado por evangelizar las garrapatas de la tribu Urty en algún país perdido del Asia oriental. El señor rosa, es un artista afamado, de impoluta reputación en su barrio de 5 habitantes, RosaVill. Ha recibido varios premios: El eructo de oro, la alfombrilla de plata, el premio pelusa… Es ducho en el manejo de la escobilla del wáter y también sabe emplear con destreza las tijeras de esquilar. Va siempre acompañado de su oveja Dorotea y su mayor anhelo es encontrar al superhombre que será capaz de orinar mientras hace el pino sin ensuciarse. Su aportación a esta bitácora consistirá en un producto gráfico sobre el tema que le salga de los cojones, del esfínter, de los labios, o del sobaco izquierdo. En un principio no tenemos pensado que la oveja participe en la obra, pero todo se andará. Con esta información, por hoy es suficiente. Aun así, si alguno desea más información es posible que publique algún dato más durante las próximas semanas. Y si hay alguien que no puede esperar y no puede saciar sus ansias de saber que me mande un correo a: notevoyacontestargilipollas@gmail.com.

Y bueno, sin más dilación aquí os dejo con su primera y sublime obra:

milesker-windows

Milesker Windows!!!

P.D. Mis millones de lectores me han informada que la baja resolución de la imagen les impide apreciar bien la obra. No se alteren, esperamos poder arreglarlo en el menor tiempo posible.  Nuestros mejores hombres trabajan en ello.